Arrancamos con una nueva versión de Kapricho, aquella que ofrece un servicio a domicilio, una página web, nuestras redes sociales y nuestro blog.

Hemos puesto a vuestra disposición nuevos lugares de encuentro como este blog donde queremos compartir con vosotros nuestras recetas, nuestras experiencias, consejos…  y cómo no, también los vuestros.

La cocina es lo que sabemos, es lo nuestro, convertir cualquier ingrediente en un placer para los sentidos, combinar verduras, carnes, elaborar postres complejos o clásicos, cambiar, experimentar, probar y volver a mezclar, batir, emplatar…con el único propósito de que degustes, saborees y disfrutes.

Y como siempre hay alguien que pregunta y ¿esto cómo lo hacéis? Bueno, pues aquí empezaremos a descubriros algunos secretos en este blog, el principal: nuestro mimo. La cocina, en general, requiere de atención, cuidado y mucho cariño. No solo es escoger los ingredientes, sino tratarlos con dulzura, dedicar tiempo a prepararlos, cortar, picar, sazonar. Ni tampoco es solo cocer, freír o asar, es pasión a la hora de remover o mezclar. Tampoco es solo emplatar, es poner el corazón en cada elemento que se coloca en el plato.

Como ves, en definitiva es mucho, mucho amor por la cocina.